Basta de echarle toda la culpa a las mujeres.